FENG SHUI EN EL LOUVRE

Cuando Francois Miterrand fue elegido presidente de Francia en 1981, presentó un ambicioso plan para una variedad de proyectos de construcción. Uno de ellos fue la renovación del Museo del Louvre.

Le pidió al reconocido arquitecto estadounidense de origen chino, Ieoh M. Pei, que se encargara de su renovación.


La pirámide de Cristal, un símbolo de Fuego, rodeado de Agua, ubicada en el ombligo del palacio del Louvre

Una gran polémica rondó durante todo el proceso, los franceses elevaron sus protestas, inicialmente sorprendidos por la idea de que un arquitecto chino de Estados Unidos pudiera tocar el centro histórico de la capital de Francia y luego al conocer la propuesta de diseño fuera de toda concepción tradicional.

Se estima que el 90 por ciento de los parisinos se opuso a la construcción de la pirámide, aunque ahora casi todo el mundo le encanta, de hecho, se considera una de los monumentos de París, junto con la Torre Eiffel.

Pocos saben que el arquitecto Pei aplicó varias de las teorías de Feng shui para realizar esta renovación y aunque se enmarca dentro de la especulación, es casi seguro que Miterrand apoyó la escogencia de Pei por su experiencia en el campo de las ciencias chinas.

La primera evidencia está en aplicar todas las teorías del Wu Xing o de los 5 Elementoa y las teorías Hexiang ( o “llamando la imagen” ) - dos conceptos fundamentales en el pensamiento de Feng Shui correlativo.

1.TEORÍA WU XING

De acuerdo con la teoría de los 5 Elementos la edificación del Louvre se circunscribe dentro del Elemento Tierra. Su forma rectangular, la piedra, el color de sus fachadas y la conformación morfológica y urbana de cubos y cuadrados hace del edificio un modelo de edificación que representa el Elemento Tierra.

Después de siglos de funcionamiento el Louvre y su museo estaban agotados. Era prácticamente un elefante blanco que decaía año a año en su prestigio y productividad.

De acuerdo con el ciclo de producción y reducción, el Fuego es radiante, propagador, da calor y da luz. Es alegre y vivificante. El museo, es decir la edificación necesitaba Fuego para tomar de nuevo vida.

Bajo una visión un poco simplista, para renovar la fuerza y el dinamismo del Louvre el fuego sería su alimento más apropiado. Sin embargo el Louvre ya era una Tierra seca, y adicionándole más fuego podría quemarse, quedando chamuscada y cada vez más compacta.

La manera como la Tierra se vuelve maleable es con el Agua. Sin embargo en exceso esta hace de la tierra fangosa y pierde su capacidad portante.

Por esta razón Pei combina la presencia del Fuego y el Agua en equilibrio. El primero, presente en la forma piramidal de la estructura de entrada, la segunda para calmar la sed de la Tierra y volverla maleable presente en las fuentes aledañas y la escalera helicoidal.

2. TEORÍA HE XIANG

Otra forma de ser analizado el trabajo del Arquitecto Pei es del Hexiang o "llamando a la imagen".


Visualizando la planta como un hombre acostado, la pirámide se ubica en donde estaría su plexo solar

Estudiando la planta del Louvre se puede asociar su forma a una persona acostada al lado del río Sena, el Cour Carrée es como la cabeza, los pabellones en el centro son como el cuerpo, La Place du Carrousel es el genital y los edificios a ambos lados de Jardin du Carrousel son como las piernas.

Por esta razón IM Pei ha ubicado entonces la pirámide ( Fuego y Agua ) justo donde en un ser humano estaría el chakra del plexo solar, el punto considerado el centro de poder, donde se haya la emocionalidad, pero también la capacidad de digerir, transmutar. El punto medio y conectivo entre los chakras superiores y los inferiores. El lugar donde incidir con la suerte del Hombre sobre la suerte del Cielo y de la Tierra.


© Ana Isabel Aparicio. Creado con Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now